Luego el pueblo

Imprimir Imprimir

1. HISTORIA DE LAS TIERRAS                        

El espacio físico donde se emplaza la localidad llamada “La Aurora”, Estación “La Niña” (nombre con el que es conocido actualmente dicho pueblo) tiene su origen el 29 de octubre de 1868, cuando el Superior Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, concede (en posesión) al señor Cándido Avila una fracción de tierras, de una y tres cuartas leguas cuadradas de superficie, fuera de la línea de fronteras, ubicadas en el partido de 9 de Julio (creado en 1865).En 1871 el  compra dichas tierras.

En 1894 fallece Cándido Ávila y las tierras son heredadas por su esposa y tres hijos Al fallecer su hija Evangelista  Avila, casada con Ruperto Izaguirre, se reparten nuevamente. Ruperto Izaguirre, vende la parte heredada a Mariano Jáuregui quien , a su vez, se le vende a Elisardo Cascallar el 8 de mayo de 1903, una fracción de 253 hectáreas.

2. LA SOLICITUD DE FUNDACIÓN

El señor Elisardo Cascallar, oriundo de Pontevedra (España), concibe la idea de formar un centro de población y, en función de ello, pide autorización para realizar un  loteo.

Encarga al agrimensor Luis E. Brenta que diseñe los planos para el nuevo pueblo que llevará el nombre de “La Aurora”. En noviembre de 1911 el agrimensor  Brenta finaliza el trazado.

En diciembre de ese mismo años, el Sr. Cascallar eleva nota al Ministerio de Obras  Públicas de la provincia solicitando la aprobación del trazado y comprometiéndose a escriturar a favor del Poder Ejecutivo las reservas para uso público que se indicaban en el proyecto (terrenos donde luego se construyeron los edificios públicos). El agrimensor Brenta debía ser el encargado de los ajustes al planteo original y el nombre sería el de “LA AURORA” porque así se conocía el paraje.

El Departamento de Ingenieros examina la propuesta y entiende que “no se acompaña el análisis químico de las aguas, ni la profundidad de las napas….”.

Cumplimentados estos requisitos se aprueba el 26 de diciembre de 1911.

El 16 de mayo de 1912, el señor Elisardo Cascallar se dirige al Ministerio, aceptando las reformas y acompañando con el análisis de aguas requerido, conforme a la reglamentación vigente.

El 18 de ese mes y año, se aprueban los planos y Cascallar escritura, a favor del fisco, libre de gravamen, el 6 de diciembre de 1912.

El edificio de la panadería que construyeran los Vélez en 1916

3.-HISTORIA DE LOS NOMBRES

El nombre de “La Aurora” surge a raíz de que así se conocía al paraje. Como fue fundada en 1912 no llevó el nombre de algún pionero, como lo establece la Ley N° 3487 de Centros de Población, Ley que fue sancionada en 1913, o sea, un año después.

Cuando el señor Cascallar solicitó su creación sugirió ese nombre porque se repetía en el lugar. Lo llevaban: la nieta de Cándido Ávila  (nacida de su hija Evangelista de Izaguirre) y lo usó Ruperto Izaguirre, (el padre de Aurora Pilar) para llamar así a una pulpería que instaló en un campo, en 1894, cerca de la estancia “La Redonda”. Así se llamó también la casa de comercio que compró Elisardo en 1897.

Acerca del nombre de la Estación, La Niña, sólo se conoce la mención que hace el Dr. Enrique Udaondo, en su obra “Nomenclatura de las Estaciones Ferroviarias”, diciendo que se refiere a una de las carabelas de Colón, sin agregar documentación probatoria, por lo que se cree que fue una deducción lógica

El señor Ezequiel Velez  con familiares y/o amigos